Eyaculación precoz: un acto anticipado que se vuelve frecuente

eyaculacion precoz Sdesalud.es

La eyaculación precoz es un problema que se presenta en 1 de cada 3 hombres durante el acto sexual, por lo menos una vez en su vida. Consiste en la eyaculación en menos de un minuto o antes de lo deseado. Y se convierte en un problema cuando ocurre con frecuencia o siempre que la relación sexual está en desarrollo.

De acuerdo a los especialistas, este problema está relacionado con elementos psicológicos como preocupaciones y angustias, y biológicos como los niveles hormonales. Ambos casos pueden ser tratados, con medicamentos y otras técnicas, que le permitirán al paciente tener una vida sexual normal y sin actos anticipados involuntarios.

Consultar con el médico no es la primera opción para la mayoría de los pacientes, ya que por lo general se sienten avergonzados por los episodios que protagonizan en la cama. Pero lo que estas personas no se imaginan, es que con tan sólo seguir las indicaciones de los especialistas el problema podría llegar a su fin, e incluso mejorar su vida sexual.

El siguiente artículo lo hemos preparado con información importante, extraída de una de las mejores webs de salud masculina que existen en España, S de salud, donde podremos encontrar diferente información de gran interés no sólo para aquellos hombres que sufren de eyaculación precoz, sino para todas las personas que desean saber en qué consiste, las causas, consecuencias, factores de riesgo y tratamiento de esta y mucha otras afecciones relacionadas a la salud masculina

Causas de la eyaculación precoz

eyaculacion precoz tratamiento, causas y solucion

 La eyaculación precoz no es una enfermedad ni un virus, por lo tanto no puede ser transmitida de un ser humano a otro. Se trata de un problema, el cual afortunadamente tiene solución, aunque no existe una causa exacta que lo origine. Sin embargo los estudios realizados por los especialistas han demostrado que los factores psicológicos y biológicos intervienen en este problema:

Psicológicos

  • Sentimiento de culpa
  • Preocupación por problemas de pareja o externos
  • Experiencias traumáticas en la iniciación sexual
  • Problemas de autoestima
  • Depresión
  • Estrés postraumático
  • Trastorno bipolar

Biológicos

  • Inflamación de la próstata
  • Rasgos hereditarios
  • Niveles hormonales irregulares
  • Niveles irregulares de neurotransmisores (sustancia química que se encuentra en el cerebro)

Factores de riesgo de la eyaculación precoz

Existen varios elementos que pueden aumentar el riesgo de presenciar una eyaculación precoz. Entre ellos les presentamos los más frecuentes:

  • Disfunción eréctil: las ganas de mantener la erección por más tiempo durante el acto sexual, crean ansiedad, la cual en ocasiones se convierte en un patrón que en vez de prolongar la erección apresura la eyaculación.
  • Ansiedad: esta situación puede estar relacionada con el desempeño sexual u otros problemas externos, pero se ven reflejados al momento de la eyaculación.
  • Problemas de pareja: la relación interpersonal con la pareja puede interferir en la eyaculación de una manera negativa, si no se han registrado antecedentes de relaciones sexuales no satisfactorias con parejas anteriores.
  • Tabaquismo: está comprobado que los fumadores sufren daños en las arterias que irrigan el pene y en consecuencia aparece la impotencia sexual. El hábito de fumar disminuye en un 75% la fertilidad.
  • Alcoholismo:  el principal efecto negativo que causa la ingesta de alcohol en nuestro organismo es la supresión del sistema nervioso central, esto, aunque no lo parezca, disminuye la excitación y la respuesta a la estimulación. Aunque el alcohol puede demorar la eyaculación, por lo general la interrumpe.

Estos factores pueden ser causantes de la eyaculación precoz, pero a la vez pueden ser una consecuencia de sufrir este problema. Por ejemplo, el estrés y problemas de relación pueden aparecer cuando estamos experimentando la eyaculación anticipada. Así como los problemas de fecundidad, ya que se dificulta la fecundación si la eyaculación no se materializa dentro de la vagina.

Tratamiento para la eyaculación precoz

El tratamiento para superar la eyaculación precoz puede consistir en medicación o terapias, todo dependerá de la gravedad de caso. Los especialistas suelen comenzar con las terapias psicológicas, con el propósito de suministrar la información correcta sobre el problema y que el paciente y su pareja aprendan a canalizar correctamente la excitación sexual, entre otras cosas. Cuando el tratamiento es con fármacos, el propósito es resaltar los reflejos eyaculatorios en el paciente.Además de estos procedimientos médicos, existen otras técnicas para tratar la eyaculación precoz. Las prácticas de relajación y métodos de respiración ayudan a eliminar la ansiedad, uno de los factores de riesgo. Aunque este método es muy utilizado, el más recomendado y eficiente es la terapia y la medicación farmacológica.